ACTUALIDAD UNIVERSITARIA

VER TODASSeguir leyendo...

04/11/2020

Europa financia al Instituto de Neurociencias y a la UPV con 2,5M€ para cada uno

El Instituto de Neurociencias (UMH-CSIC) ha recibido una Sinergy Grant de la ERC para averiguar si las estructuras materiales que construye el ser humano cambian los patrones de pensamiento.Y el investigador de la UPV, José M. Adam, ha obtenido una ERC Consolidator Grant para construir edificios más seguros y robustos.



AUTOR: UMH/UPV

RUVID UMH 05-11-20-neurociencias-synergyEl Instituto de Neurociencias UMH-CSIC recibe 2,5 millones de euros para estudiar la evolución de la racionalidad humana

 

Averiguar si las estructuras materiales que construye el ser humano cambian los patrones de pensamiento y la atención es el objetivo del nuevo proyecto multidisciplinar del Instituto de Neurociencias, centro mixto de la Universidad Miguel Hernández (UMH) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

 

El estudio ha sido seleccionado por el European Research Council (ERC) en la convocatoria Synergy Grant 2020. Se desarrollará hasta 2027 y contará con una financiación total de 10 millones de euros, 2,5 de los cuales serán destinados al Instituto de Neurociencias. Se trata del mayor experimento de percepción visual activa en condiciones naturales y sociales realizado hasta la fecha.

 

La pregunta de partida del proyecto es si las estructuras materiales que construye el ser humano y la manera en la que transforma el paisaje y el entorno cambia los patrones de pensamiento y atención.

 

El objetivo final de este estudio, titulado Mentes materiales. Estudio de las interacciones entre el cerebro predictivo, los artefactos culturales y la exploración visual, es averiguar si los cambios en las formas materiales a través de la historia permiten entender cómo surgió y cómo evolucionó la racionalidad de la especie humana.

 

Para dar respuesta a estas preguntas, los investigadores realizarán trabajos de campo y experimentos en diferentes contextos arqueológicos y sociedades vivas en Europa, la India, África y América del Sur.

 

El investigador del Instituto de Neurociencias, Luis M. Martínez Otero, quien participa en el proyecto junto a investigadores de otras tres instituciones europeas, realizará los estudios de procesamiento predictivo y modelado matemático del proceso cognitivo.

 

Además de Martínez Otero, que dirige el laboratorio de Analogía Visual del Instituto de Neurociencias ubicado en el campus de Sant Joan d’Alacant de la UMH, en este proyecto participan otros tres investigadores principales: Felipe Criado Boado, del Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit), con sede en Santiago de Compostela, que será el coordinador del proyecto; Andy Clark, de los Departamentos de Informática y Filosofía de la Universidad de Sussex (Reino Unido), filósofo referente en estudios cognitivos; y Johannes Müller, del Instituto de Arqueología Prehistórica y Protohistórica de la universidad de Kiel (Alemania).

 

Los Synergy Grant priman el abordaje de preguntas de investigación ambiciosas que sólo pueden responderse mediante el trabajo en grupo de varios investigadores principales de diferentes instituciones. Este proyecto es uno de los 34 beneficiaros de la financiación europea, seleccionados entre 450 propuestas.

 

RUVID UPV adam2,5 millones de euros para construir edificios más resistentes a ataques terroristas, desastres naturales y otros eventos extremos

 

El investigador de la Universitat Politècnica de València (UPV), José M. Adam, ha obtenido una ERC Consolidator Grant -una de las más prestigiosas ayudas del Consejo Europeo de Investigación, dotada con 2’5 millones de euros- para llevar a cabo un proyecto que contribuirá a construir edificios más seguros y robustos, evitando el colapso progresivo de su estructura. Este tipo de colapso va siempre acompañado de importantes pérdidas materiales y humanas; el proyecto Endure ayudará a evitarlas.

 

La clave de Endure reside en una propuesta “radical” para el diseño de los edificios, basada en segmentarlos y unir las diferentes partes con fusibles estructurales, con el fin de evitar la propagación de fallos por toda la construcción.

 

“Esta nueva filosofía es similar a cómo las redes eléctricas se protegen frente a sobrecargas, al conectar diferentes segmentos de la red mediante fusibles eléctricos. En este caso, los fusibles estructurales evitarían el colapso progresivo de un edificio ante una amenaza externa como puede ser una explosión, colisiones contra su estructura, etc.”, explica José M. Adam, quien desarrolla su labor investigadora en el Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón (ICITECH) de la UPV.

 

Por ejemplo, la segmentación con fusibles hubiera evitado el derrumbe del Hard Rock Hotel en Nueva Orleans el año pasado o los colapsos de varios edificios en Beirut, tras las explosiones que se dieron en la zona portuaria de la capital de Líbano.

 

Un colapso progresivo ocurre cuando un fallo en una parte de un edificio desencadena un efecto dominó que lleva a al colapso de toda la estructura o de una parte importante de ella. Los códigos actuales de diseño de edificios dotan a las estructuras de un alto grado de continuidad e indican expresamente que un edificio debe ser capaz de soportar el fallo de una única columna.

 

De este modo, cuando falla un elemento de la estructura, su carga se redistribuye entre el resto de elementos, evitando así un colapso progresivo. Pero no siempre es así.

 

“Esta filosofía de diseño ha sido efectiva en muchas ocasiones, como por ejemplo en el atentado sobre las Khobar Towers en 1996. Sin embargo, existen ciertos escenarios en los que los códigos actuales de diseño no son efectivos, e incluso llegan a incrementar el riesgo de colapso progresivo”, apunta explica Adam.

 

Entre otras limitaciones, los códigos actuales no contemplan el fallo de más de una columna, a pesar de ser una situación habitual cuando ocurre un evento extremo, así como tampoco el fallo de una parte del edificio, como puede ser el colapso de un tramo de forjado. “En estas situaciones, el fallo de una zona de un edificio, o de algunos de sus elementos, tira del resto de la estructura, provocando colapsos de gran magnitud”, explica José M. Adam.

 

Endure pretende proteger edificios frente a colapso progresivo, conectando diferentes segmentos mediante los fusibles estructurales. “Estos fusibles darán continuidad a la estructura en situaciones normales, pero separarán los diferentes segmentos en situaciones excepcionales en las que los códigos de diseño no son eficaces y la propagación de un fallo es inevitable”, añade el investigador del ICITECH-UPV.

 

El proyecto incluye el desarrollo teórico de la nueva filosofía de diseño, que permitirá saber en qué situaciones se debe emplear, así como el modo en que se deben segmentar los edificios y cómo se deben disponer los fusibles. También contempla el diseño y fabricación de estos fusibles y su ensayo en dos edificios piloto en el campus de la UPV a escala real, construidos con hormigón y acero, respectivamente, con dimensiones en planta de 30×20 metros y 3 alturas.

 

“Esta es la parte más ambiciosa de la investigación. De hecho, el panel evaluador ha decidido financiar la propuesta con 500.000 euros más que el máximo financiable para una ERC Consolidator Grant (2.000.000 euros), debido al potencial impacto que pueden tener estos ensayos”, destaca José Miguel Adam.

 

El germen de este proyecto surgió de la Beca Leonardo que en 2017 otorgó la Fundación BBVA a José M. Adam. Ahora, tres años más tarde, el investigador del ICITECH UPV inicia un proyecto revolucionario, de la mano del Consejo Europeo de Investigación, que permitirá levantar edificios más seguros y salvar vidas humanas.

 

Endure se desarrollará entre 2021 y 2026 en el laboratorio de estructuras del ICITECH de la Universitat Politècnica de València, uno de los mayores de Europa para el ensayo de grandes elementos estructurales.

 

Además, contará con la colaboración de investigadores de la Universidad de Surrey (Reino Unido) y de la Universitat Politècnica de Catalunya.


Compartir:
Imprimir Imprimir

VER TODASSeguir leyendo...




Red de Universidades Valencianas para el fomento de la I+D+i (RUVID) - C/ Serpis 29 - Edificio INTRAS - 2ª planta - 46022 - Valencia - España
Teléfono: +34 9616 254 61 - Correo Electrónico: comunicacion @ ruvid.org - Web: www.ruvid.org - Código ISSN: 1988-8155 - Política Protección de Datos




logo uvlogo upvlogo ualogo ujilogo umhlogo uchlogo ucv